sábado, 12 de diciembre de 2020

Rayadas y Tigres dejó mucho que desear.

El arbitraje de la Final de Ida de la Liga MX Femenil entre Rayadas y Tigres dejó mucho que desear. La central encargada de impartir justicia fue Francia González; su trabajo no fue el mejor y al final de los 90’ se llevó calificación reprobatoria. Un penal a favor de Tigres y otro para Rayadas no señalados, además de un gol anulado para las felinas, fueron los detonantes para que la afición explotara contra la árbitra, quien como dato curioso, es esposa de Luis Enrique Santander, colegiado de la Liga MX. Durante los últimos años, el ‘Tribilín’ se ha caracterizado por ser uno de los árbitros más polémicos del futbol mexicano, de hecho tiene un antecedente con los Tigres del ‘Tuca’ Ferretti, a quienes aceptó haber perjudicado en la Gran Final del Clausura 2017 contra las Chivas del Guadalajara.