domingo, 13 de diciembre de 2020

Pero los laterales locales Luke Shaw y Aaron Wan-Bissaka

Manchester United y Manchester City empataron sin goles, este sábado en la duodécima fecha de la Premier League, al término de un partido que no pasará a la historia, y que frena la escalada que mantenían los dos gigantes de Mánchester. Diablos Rojos y Citizens quedan provisionalmente 7º y 8º con 20 y 19 puntos respectivamente, mientras que Tottenham y Liverpool lideran la tabla con 24 unidades. Ambos equipos mostraron más miedo a perder que ambición por llevarse los tres puntos, y eso que el United estaba más obligado por jugar en casa y por estar en deuda con su afición luego de haberse despedido esta semana de la Liga de Campeones tras perder ante el Leipzig. El español David de Gea y el brasileño Ederson vivieron, pues, una tarde tranquila, aunque el City de Pep Guardiola, que había dado descanso entre semana en Champions a ocho de sus titulares, mostró algo más de mordiente ofensiva. Pero los laterales locales Luke Shaw y Aaron Wan-Bissaka supieron contener a los siempre incisivos Raheem Sterling y Riyad Mahrez. Sin embargo, los hombres de Ole Gunnar Solskjaer se mostraron sin ideas en ataque, con sólo dos tibios disparos entre los tres palos. Pudieron haber obtenido un penal por falta de Kyle Walker sobre Marcus Rashford al regreso de vestuarios, pero el VAR decretó que había habido un fuera de juego previo del delantero.